marzo 18, 2015

Los ladrones de nuestra productividad


Con frecuencia escucho a ciertos compañeros y compañeras quejarse de no alcanzar sus metas en cuanto a productividad, y por consecuencia económicas. Ellos parecen olvidar que a mayor eficiencia, mayor productividad y por lo tanto, mayores ganancias y satisfacciones.

Como sucede en cualquier actividad, pero de manera especial cuando de creatividad y manualidades se trata, existen ciertas condiciones que sin duda ayudan a mejorar nuestros resultados, pero también hay algunos ladrones que se encargan de robarnos las ideas, el tiempo y sabotear nuestro trabajo.

Tener un área física adecuada para el desarrollo de nuestras tareas, las herramientas y el equipo necesario, así como un proyecto de trabajo que nos garantice una buena organización, el correcto aprovechamiento de nuestro tiempo y recursos, sobre todo que contemple un plan de promoción que nos permita tener muchos clientes y la capacidad para atenderlos, es sin duda una manera para mantener una buena productividad.

Claro que de nada serviría tener todo lo que he mencionado en el párrafo anterior si no nos deshacemos de los ladrones de nuestra productividad.

Pero… ¿Quiénes son estos ladrones?

Pues los malos hábitos de trabajo.

Veamos algunos, quizás los más frecuentes, así como algunas ideas para evitarlos.

  • No tener un plan de trabajo.- Nada más triste que no tener metas y objetivos por lograr. Esto es fundamental para mantenernos motivados y organizar de mejor manera el aprovechamiento de nuestro tiempo y recursos. Puede ayudar el escribir en una libreta las tareas que vamos a realizar al día, la semana y el mes siguiente, es un buen hábito hacer planes que nos permitirán ser más eficientes.

    (Y si no tenemos que hacer probablemente esta fallando nuestra promoción, pero podemos aprovechar el tiempo en capacitación. Considere algunos cursos.)

  • No respetar horarios.- Es necesario establecer y respetar determinados horarios para el trabajo. Considere que el descanso es necesario, la flexibilidad es buena, pero la persistencia… ¡Es la que le dará mejores resultados!

  • Falta de Concentración.- Debe evitar las distracciones a toda costa, por ejemplo: Apagar el celular, la radio o la TV, avisar a la familia o a quienes nos rodean que no deben interrumpir, quizás acostumbrarlos a identificar y respetar un aviso ex-profeso colgado en la manija de la puerta, no consumir alimentos ni fumar mientras trabaja.

    Los cigarrillos con frecuencia producen accidentes, aquí tiene una alternativa.

    Si tiene un gran apetito, quizás un dulce o caramelo pude disminuir la sensación de hambre hasta que llegue el momento de tomarse un descanso y comer, pero no abuse de ellos o su cuerpo y sus dientes se lo reclamaran. Si tiene establecido un horario para comer, hágalo fuera del área de trabajo, recuerde que los percances no faltan.

  • Desorden en el área de trabajo.- Cuando existe un lugar para cada cosa y se coloca cada cosa en lugar, le aseguro que su tiempo, como por arte de magia, se multiplicará. 

  • Hablar demasiado.- Hay quienes tienen demasiadas ideas pero no las concretan, solo se quedan en palabras, la propuesta es hablar menos y ponerse en acción. Pero no solo se ocupe, no se trata de hacer por hacer, realice las tareas necesarias para lograr sus propósitos. Céntrese en su proyecto y no permita que nadie le robe el éxito que se merece.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco su comentario, para quienes escribimos en un blog siempre es grato recibir la retroalimentación de quien nos lee.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.